Dejar de fumar

El  tabaco es un comportamiento adictivo  que tiene dos vertientes :

  • adictiva  que provoca la nicótica  sumada a los aditivos que lleva el tabaco y
  • habito que obliga a los rituales de comportamiento.

Por esta razón  habra que tener en cuenta estas dos vertientes a la hora de hacer una terapia para dejar de fumar.

 

La adicción y el hábito se unen en el fumador  y se confunden a la hora de comprender que parte alimenta a que parte. Luego, de alguna forma, hay que considerar que cada fumador es un fumador por circunstancias que implican parte de su historia personal.

 

No existe una receta universal; cada fumador habrá que considerarlo como caso único, por lo que  habrá que manejar una terapia teniendo en cuenta el proceso personal y los porqués ocultos de su adicción.