.

En la vida hay momentos en que quizás se tienen pensamientos automáticos “ilógicos” o “disfuncionales” los cuales impiden  realizar las tareas cotidianas e incluso  incapacitan para poder trabajar, tener momentos de ocio, mantener amistades, cuidar de nuestros seres queridos, etc. Y si estas disfunciones se prolongan en el tiempo pueden llegar a ser plenamente perturbadoras para la persona que las padece.

 

Pues bien es ahí  donde la terapia cognitiva, la que trata sobre las formas de pensar y producir pensamiento, la que ayuda claramente  a las personas que padecen de estas disfunciones.

 

 

 

 

 

Terapia  Cognitiva